USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar

Azafrán de la Mancha con Denominación de Origen - Azafranes Manchegos

Azafrán de la Mancha con Denominación de Origen

El azafrán de La Mancha, calificado como el mejor del mundo, se cultiva únicamente en la región de Castilla-La Mancha en las zonas de Albacete, Toledo, Cuenca y Ciudad Real.

Azafranes Manchegos en 1998, con el propósito de garantizar la producción y de defender la calidad del Azafrán en todo el mundo, entra formar parte como miembro fundador del Consejo Regulador de la D.O. Azafrán de la Mancha. Puede encontrar nuestro azafrán con D.O. bajo la marca KARKOM. 

logo karkom rojo

El Azafrán de La Mancha con Denominación de Origen Protegida se caracteriza por su elevado poder colorante (hay que destacar que nuestra Especificación Técnica de Calidad exige un poder colorante mínimo de 200 unidades), tiene un aroma fuerte y exótico, así como un sabor ligeramente amargo. Se distingue fácilmente porque los estigmas rojos sobresalen claramente de la flor y por tener muy poca longitud del estilo. Estas características lo convierten en un magnífico saborizante capaz de transmitir aromas profundos, siendo una especia insustituible en numerosas recetas españolas, sobre todo, en la cocina manchega, desde la Edad Media hasta nuestros días.

El Azafrán de La Mancha con Denominación de Origen Protegida será siempre azafrán de la cosecha, ya que con los años pierde calidad, y se presentará al consumidor únicamente en hebra, nunca molido. Las hebras serán flexibles y resistentes con los estigmas de color rojo vivo brillante. El tostado a fuego lento parece ser el responsable de que el producto tenga una mejor presencia, un intenso aroma, mayor contenido en safranal y poder colorante. Estas características físicas, químicas y organolépticas son el resultado del medio natural, de las condiciones de cultivo y del proceso de elaboración típicos de estas tierras manchegas.

En el primer tercio del siglo XIX La Mancha producía el azafrán de mejor calidad de España, alcanzándose los mayores rendimientos por hectárea de secano. Pero la mejor prueba de la existencia de un fuerte vínculo histórico del cultivo con la región manchega está en las múltiples manifestaciones culturales que son tradicionales de esta zona. La tradición del cultivo del azafrán en La Mancha está también presente en manifestaciones del folklore típico de la región, existiendo una jota manchega dedicada a este producto, en canciones y refranes, y es el tema de ambientación de la zarzuela que lleva por título “La rosa del azafrán”.

Por último, como muestra significativa del carácter tradicional y de la importancia económica de este cultivo, cabe citar la costumbre, que aún pervive en algunos pueblos manchegos, de regalar unas briznas de azafrán a las parejas de novios como símbolo del deseo de prosperidad.

Elementos del etiquetado vinculados a la denominación de origen protegida

En todas las etiquetas figurará este logo de la denominación con la mención "Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha".

Los envases irán provistos de precinto de garantía, etiquetas o contraetiquetas numeradas facilitadas por el Organismo de Control, de manera que no sea posible una nueva utilización. Esta etiqueta numerada garantizará que los azafranes que ostentan la denominación cumplen los requisitos establecidos en el Pliego de Condiciones de la Fundación.